martes, 4 de febrero de 2014

Bicone 6



Para romper el hielo he pensado empezar la casa por el tejado y describir en primer lugar los 4 puzzles que me trajeron los reyes magos recientemente. De los cuatro, empezaré por una excelente pieza de artesanía: Bicone 6, de Vinco (Václav Obšivac).





Este puzzle es del tipo entrelazamiento-movimiento coordinado (Interlocking solid-coordinate motion) y como se puede apreciar en la fotografía tiene un gran acabado. El motivo por el que se llama Bicone es claro: su forma es la de dos conos unidos por la base. El dibujo que forman los dos tipos de madera exterior aparece en su mejor perspectiva cuando miramos desde el eje sobre el que se encuentran los vértices. Aquí vemos cómo se entrelazan tres elipses sobre la superficie de cada cono.

En cuanto al tamaño, en la página de vinco dice que mide 77 mm. Y efectivamente ese es el tamaño de la caja cúbica en la que viene el juego. Pero el eje de los conos se coloca en la diagonal de dicha caja, de modo que el tamaño del juego de un vértice a otro es de unos  133mm. Hago esta matización por si alguien tiene dudas de comprar el juego pensando que pueda ser más pequeño: Tiene un tamaño ideal.

Según la descripción que aparece en la página de puzzle-place, los puzzles Bicone, Flowers Ocvalhedron y Dual Tetrahedron (todos ellos de Vinco) están basados en un mecanismo interno similar. Este mecanismo usa cuatro piezas que se encajan y desencajan usando un movimiento coordinado de las piezas. Lo que varía es el diseño exterior y tal vez la orientación de ese núcleo. El interior sería fácilmente reproducible, pero lo que hace casi únicos e interesantes esta serie de puzzles es el acabado, la originalidad de los dibujos de la madera, la combinación de colores y las diferentes formas usadas.

Al final me decidí por el puzzle Bicone por la sencillez de la forma y escogí este modelo en concreto por el dibujo de las tres elipses entrelazadas que se observan alrededor del vértice de  cada cono. Vinco utiliza normalmente maderas europeas y en el caso de mi puzzle yo empecé a especular si podrían ser de ciruelo y arce. Pero investigando en el banco de fotografías de Vinco descubrí mi juego y decía que estaba hecho con ciruelo y fresno (acerté sólo el 50%).

La verdad es que la primera vez que intenté desmontar el puzzle (y la segunda también) me puse bastante nervioso ya que no tenía ni idea de qué tenía que mover ni hacia dónde. Empecé a darle vueltas y a observar el puzzle intentando rastrear todas las posibles líneas de unión entre piezas. Y luego había que intentar mover algo sin saber la dirección en la que debía hacerlo. El miedo a  forzar las piezas y lo escurridizo del puzzle debido a su diseño completaban la ecuación. Además tenía la sensación de que al intentar sujetar el puzzle hacía una fuerza que anulaba mis intentos movimientos. En fin, me costó empezar a “abrir” el puzzle, pero poco a poco fui separando las piezas (sin ser realmente consciente de cómo) hasta que de repente se deshizo totalmente en mis manos.


Entonces pude contemplar el diseño de la zona central y pude comprobar que estaba hecha (como muchos otros juegos de Vinco) de prismas triangulares. No estoy seguro de si esto le pasará a todo el mundo, pero a mí me despistan mucho este tipo de piezas. Estamos muy acostumbrados a piezas cúbicas u ortoédricas, quizás porque nuestra cultura es muy cuadriculada.



 El núcleo del juego está formado por cuatro piezas similares. Todas tienen una “columna” en forma de prisma triangular (que en la siguiente imagen aparece en color amarillo). Además todas tienen también otros dos prismas triangulares que en realidad son dos medios cubos y van unidos a esa “columna” (en el dibujo aparecen en color verde). Y otro medio cubo cortado por la diagonal (que aquí aparece de color naranja) que tiene el mismo tamaño y proporciones que los de color verde.


La posición de este último prisma de color naranja es lo que diferencia a cada una de cuatro piezas del núcleo del puzzle. Mantengamos pintadas de color naranja estas partes diferenciales y de color amarillo las “columnas” de cada pieza (al mismo tiempo que permitimos que el resto de cada pieza sea de un color diferente). De ese modo tendríamos que el corazón del puzzle encaja de la siguiente manera:



Las imágenes anteriores están generadas con el programa Burrtools, en el cual introduje las piezas del núcleo del puzzle. Burrtools calculó que hay dos formas diferentes de ensamblar esas piezas interiores. Es una lástima que los movimientos de las piezas en este programa sean limitados y no permita visualizar los movimientos de ensamblaje. Aunque sí permite ver las posiciones de las piezas ensambladas. De esas dos soluciones, sólo una sirve para devolver el doble cono a su forma original.

Recomponer el puzzle no me pareció extremadamente difícil (aunque la búsqueda de esquemas simétricos me volvió a jugar una mala pasada). De hecho, una vez que las piezas están en su posición, parece que se movieran solas y que tuviesen prisa por ocultar el secreto del mecanismo.


Enlaces comentados:

Página de Vinco: Aquí podéis comprar sus juegos a un precio que considero más que razonable, con total tranquilidad y con un trato muy agradable.

Página de Gabriel Fernandes: Hay muchos blogs como este en la red, y el de Gabriel Fernandes es el único que he encontrado donde se comenta con un poco de amplitud el puzzle Bicone 2.

Puzzle-place: Una pequeña gran wikipedia de puzzles.



Como has podido comprobar, este blog acaba de nacer. Necesita difusión y apoyo.
Añade tus comentarios y espero que si eres aficionado a los puzzles podamos conocernos (al menos virtualmente).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada